JCDecaux

JCDecaux surgió con una clara vocación de servicio. Su fundador, Jean-Claude Decaux, pretendía ofrecer un valor añadido a los ciudadanos con sus soportes publicitarios a la par que buscaba embellecer la ciudad con estructuras que respetaran y reforzaran su identidad. Las marquesinas se convirtieron en algo más que un lienzo publicitario: en fuente de información, un canal de comunicación entre las instituciones públicas y los propios usuarios.

Hasta que Jean-Claude Decaux inventó el concepto de “Marquesina Publicitaria” en 1964, no existía un mobiliario urbano vinculado al medio Exterior tal y como lo conocemos hoy en día. Tanto es así, que la publicidad solía ocupar las fachadas de los edificios. Decaux sostenía que “ninguna casa había sido diseñada por un arquitecto para recibir publicidad” y que ésta —la Publicidad Exterior (convencional, a mediados del siglo XX)—, sólo podía “mantenerse en las marquesinas en forma de servicio”. Fue una de las razones que llevó al joven empresario a apostar por el diseño no sólo de los propios carteles publicitarios, sino también de los soportes, teniendo en cuenta la idiosincrasia de cada lugar. Desde entonces, JCDecaux ha trabajado con un equipo de prestigiosos arquitectos (Norman Foster, Philippe Starck, Martin Szekely, Jean-Michel Wilmotte…) para crear un mobiliario urbano plenamente integrado en el entorno urbanístico con estructuras estéticamente cuidadas y, además, eco-sostenibles para reducir el impacto medioambiental.

Esta preocupación por el diseño y el medioambiente siempre han formado parte del ADN de la compañía, que vaticina que, en el futuro, podremos ver espectaculares soportes que sean el resultado de una fusión entre el arte, la arquitectura y, por supuesto, la comunicación.

Web